La censura

Hoy, leía The Washington Post, como hago todos los días, y vi un artículo que me llama la atención. 

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/02/01/AR2010020102427.html  

Anne Frank at age 12, sitting at her school desk in Amsterdam.

Primero, la foto era de Anne Frank, la famosa jovencita  judía que vivió y murió durante el holocausto, y llevó un diario sobre su clandestinidad.  Siempre el tema del holocausto me interesa (en cuento que me gusta mucho libros del haulocausto – Night, Corrie Tin Boom, The Diaries of Anne Frank, Number the Stars, etc – y tengo ganas de leer otros – Malka, The Boy in Striped Pajamas, The Book Theif, etc. También que existen un sino de fin de testimonios y historias sobre ello). También he visitado la casa donde escondieron la familia Frank en Amsterdam hace unos años. Y acabo de visitar The Holocaust Museum aquí en Washington, DC en diciembre. Parece que siempre tengo el tema trágico de los diferentes holocaustos del mundo muy cerca en mis pensamientos y estudios. Muchos de ellos que son como secretos – muy escondidos de los ojos del público estadounidense.  Otro libro que querría recomendar se llama Preso Sin Nombre, Celda Sin Número  por Jacobo Timerman. Temas de memoria, testimonio, el “otro”, la opresión.

Preso sin Nombre, Celda sin Numero (THE AMERICAS) (Spanish Edition)

http://www.amazon.com/Preso-Nombre-Numero-AMERICAS-Spanish/dp/0299200442/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=books&qid=1265166457&sr=8-1  

Pero siento que también he visto un montón de cosas sobre la censura en los días recientes. Pase un sitio  de web sobre los 11 libros prohibidos más irónicos. Me parece muy muy interesante. Pero una advertencia: los comentarios del autor no son censurados tampoco. Pero tiene unos puntos muy claves también.  

http://www.11points.com/Books/11_Most_Ironically_Banned_Books_Of_All_Time 

También, la semana pasada The Washington Post publicó un artículo sobre la controversia de los narcocorridos. 

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/01/22/AR2010012201136.html  

Entiendo las preocupaciones sobre un género de música con temas así. Pero en fin, creo que estoy de acuerdo con las oraciones finales del artículo.

“…[B]ands have been singing narcocorridos for more than 30 years, and legistlators can’t stop such a strong musical tradition… ‘I don’t see how you could put a lid on it… Yes, these are dangerous. Music affects emotion and emotion affects actions. But if they suppress it, won’t it make it even more popular?'” 

Sugería que también hay preocupaciones culturales y educativas que serian impactados muy negativamente, si fuera una censura sobre los narcocorridos. Son detalles muy importantes cuando estudiamos los impactos sociales sobre los eventos de narcotráfico muy fuertes en estado presente de México.

Desafortunadamente, nunca vamos a tener la respuesta perfecta del tema de la censura. Es algo muy obscuro – y una de las situaciones en que algo tan negativo puede crear un impacto muy importante en estudios académicos o literarios. Esta hecho es muy prevalente con el muerte reciente de J.D. Salinger, y su libro The Catcher in the Rye, famoso por su lugar en la lista de libros prohibidos. ¿Irónico que es uno de mis libros favoritos?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s