Alberto Blanco

Un pasatiempo favorito mío siempre ha sido ir a la biblioteca y rebuscar entre las estanterías para encontrar libros en español para los niños. La comencé hacer más frecuentemente esta tradición hace unos años cuando estaba en busca de mejorar mi capacidad de leer en español (y ahora mi aspecto como lector en español tal vez es mi mejor capacidad en el lenguaje [si compárala con mi capacidad como hablante y escritora]).  

El otro día encontré un libro bilingüe de poesía de poetas mexicanos acompañada por arte de artistas mexicanos. Me encantan los libros que tiene un enfoque en el arte tal y como las palabras. Debajo tengo una foto de la tapa del libro.

The Tree Is Older Than You Are: A Bilingual Gathering of Poems & Stories from Mexico with Paintings by Mexican Artists 

Un poema que me llamó la atención inmediatamente es escrito por el poeta Alberto Blanco. Se llama “Barcos” y aquí abajo les da un pequeño sección del poema.

________________________ 

Barcos 

Por Alberto Blanco

4

La vida es un barco de madera

A la deriva de un sueno…

Pero es también el agua donde flota

Y el viento que lo mueve

Y la imaginación que lo provoca.

La vida es un barco de papel…

Pero es también el jardín triste

Y los cristales machados del estanque

Donde se refleja el mundo

Con sus respectivas sobras.

________________________ 

Entonces buscaba más información sobre él, Alberto Blanco, y descubré el siguiente video, en que aparece Blanco en un conferencia chilena de la literatura hace unos años.

Blanco tiene una manera magnifica de hablar, como le puede entender que él es poeta. Y como amante de las palabras, estoy muy afectada por sus palabras. Abajo tengo una cita de él, que me encanta, y también una copia de su poema “El Tribu” que lee en el video. ¡Que les guste!

“El mundo está, porque están las palabras” – Alberto Blanco   

________________________  

Mi tribu  

Por Alberto Blanco

La tierra es la misma
          el cielo es otro.
El cielo es el mismo la tierra es otra.

De lago en lago
de bosque en bosque:
¿cuál es mi tribu?
—me pregunto—
¿cuál es mi lugar?

Tal vez pertenezco a la tribu
de los que no tienen tribu;
o a la tribu de las ovejas negras;
o a una tribu cuyos ancestros
          vienen del futuro:
una tribu que está por llegar.

Pero si he de pertenecer a alguna tribu
—me digo—
que sea una tribu grande,
que sea una tribu fuerte,
una tribu donde nada ni nadie
quede fuera de la tribu,
donde todos,
todo y siempre
tengan su santo lugar.

No hablo de una tribu humana.
No hablo de una tribu planetaria.
No hablo siquiera de una tribu universal.

Hablo de una tribu de la que no se puede hablar.

Una tribu que ha existido siempre
pero cuya existencia está todavía por ser comprobada.

Una tribu que no ha existido nunca
pero cuya existencia
podemos ahora mismo comprobar.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s